Plan de Salvación

¿QUÉ DEBO HACER PARA SER SALVO?

PLAN DE SALVACIÓN
A la luz de las Sagradas Escrituras, somos creación de Dios, hechos a su imagen y semejanza, pero dada la desobediencia del hombre a los mandamientos divinos, nos hemos alejado de Él y somos enemigos suyos.
De acuerdo con esto, el hombre se encuentra separado de Dios y el pecado es una barrera infranqueable para encontrarnos con nuestro creador. La Palabra de Dios afirma que “por cuanto todos pecamos, estamos destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3:23)
Pero, ¿es inmodificable ésta situación?
Las Escrituras dicen que no. En el capítulo 3, versículo 16 del libro de Juan, se afirma: “Porque de tal manera AMÓ Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él CREE, no se pierda, mas tenga vida eterna”. Quiere esto decir que Dios ha hecho todo lo necesario para que nos volvamos a Él y disfrutemos de su amor y amistad, siempre y cuando aceptemos a Jesucristo como Señor y Salvador de nuestras vidas. Dciha aceptación se manifiesta cuando nos arrepentimos de nuestros pecados, se los confesamos y nos bautizamos en el Nombre de JESÚS para perdón de los mismos. En ese momento quedamos unidos a Él. (Hechos 2:38 y Romanos 6:3-4)
Ahora bien, podemos afirmar que cuando aceptamos a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador, comienza la más grande y agradable experiencia de cualquier ser humano. Tenemos paz con Dios, con nosotros mismos y con nuestros semejantes; disfrutamos de una nueva vida, y el vacío que teníamos lo llena nuestro amigo Jesús. Además, ese encuentro con Él nos da el derecho de llamarnos Hijos de Dios. Y como dice la Biblia en Romanos 6:22 “Mas ahora que habéis sido liberados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna”.
Querido lector: Le invitamos a aceptar a Jesucristo, quien murió por nosotros en la cruz del calvario, como Señor y Salvador, y de ésta forma obtener vida eterna.